lunes, 27 de abril de 2009

La mujer en Grecia

En Grecia las mujeres no acostumbraban a salir, salvo para traer agua o visitar la casa de otra mujer. Los hombres se encargaban de las compras y de todos los asuntos familiares, esperando que las mujeres se quedaran en casa y mantuvieran el orden. Además de cocinar y limpiar las mujeres griegas debían tejer la ropa de toda su familia.


Desde el día del nacimiento hasta el de su muerte, una mujer de la antigua Grecia vivía bajo el control de los hombres. Su padre, sus hermanos, incluso sus hijos tomaban decisiones que alteraban su vida. Las mujeres no podían votar ni tener un empleo publico, heredar o poseer propiedades…ni siquiera comprar algo que costara mas que un precio determinado.


No obstante una mujer no carecía totalmente de poder: dirigía la casa y controlaba el dinero de la familia. Algunos hombres importantes, como Pericles, escuchaban cuidadosamente los consejos de sus mujeres.
Los deberes de las mujeres rurales incluyeron algo del trabajo agrícola, como el cosechar de aceitunas y de fruta.


Puesto que los hombres pasaron la mayoría de su tiempo lejos de sus casas, la vida casera griega fue dominada por las mujeres. La esposa estaba a cargo de criar a los niños, de tejer y de coser las ropas de la familia. Ella supervisó el funcionamiento diario de la casa. En una economía basada en la esclavitud, la abundante cantidad de esclavas femeninas estaban disponibles para cocinar, limpiar, y para llevar el agua de la fuente.


Solamente en los hogares más pobres la esposa realizaba todos los deberes por si sola. Las responsabilidades de un esclavo varón estaban para la mayor parte limitada a ser mayordomo y profesor particular a los niños masculinos.


La costumbre dictó que una mujer griega limita su tiempo fuera de la casa a visitar a sus vecinas femeninas más cercanas. Las excepciones a esta convención social rígida eran bodas, los entierros e indican los festivales religiosos en los cuales se esperaba que las mujeres desempeñaran papeles públicos prominentes.

A parte de estos momentos, las reuniones femeninas mas comunes (y diarias), sucedían cuando se encontraban las mujeres de un mismo sector en el pozo de agua, que en general eran comunitarios; solo la gente muy rica tenía pozos privados.


Pero la vida de la mujer Griega transcurría casi la mayor parte del tiempo en el jardín de la casa, en donde tejían y cocinaban; el equipo de cocina griego era pequeño y ligero y se podía instalar fácilmente. En tiempo asoleado, las mujeres se protegían del sol con sombreros o mantas, porque el ideal en belleza femenina era una tez pálida.


Las ropas de las mujeres experimentaron relativamente pocos cambios de estilo en el curso de la antigüedad. Las ropas fueron hechas en Grecia con materiales locales (lana y lino). Las dos ropas más comúnmente usadas eran el chiton o túnica y el himation o el capote.


Safo: La historia nos dice muy poco sobre las vidas de las mujeres griegas. Habitualmente los hombres no permitían que la mujer se uniera a ellos en los debates y Grecia no fue gobernada nunca por una reina, como hicieron en Egipto Hatshepsut o Cleopatra. Sin embargo, Safo es una mujer que alcanzo la fama. Su hermosa poesía lírica es uno de los pocos documentos que registran la vida y sentimientos de la mujer en la antigua Grecia.

paginas de interes:

1 comentario:

AECIO dijo...

Maldita sea con el sincretismo oriental, con un sincretismo egipcio hubieran tenido un papel mucho mas desarrolado

PD
¿de que parte de Grecia hablas? porque no era lo mismo Atenas a Esparta